Actividades de Verano..

Kayak contemplativo por el río Cautín

Navegar por un río casi virgen, entre patos y naturaleza, paredes de lava un paseo que despertara todos tus sentidos.

img_4676

 

Cabalgatas por los impresionantes parajes que rodean a Malalcahuello

No es raro que  un sitio cuyo nombre significa "Corral de Caballos" tenga varias oportunidades para realizar paseos en estos majestuosos e inteligentes animales, paseos por la cordillera, volcán y sitios llenos de magia, lugares a lo que solo un caballo puede llevarte.

Cabalgata-Malalcahuello

 

Mountain Bike en la reserva Malalcahuello-Nalcas

No hay mejor lugar para hacer biciclite de Montaña, que las montañas de Malalcahuello, bajadas entre araucarias vistas de volcanes, arenales, cascadas, un sitio impresionante para los amantes de las dos ruedas.

Ruta-Mountain-Bike-en-Reserva-Nacional-Malalcahuello-Nalcas-2-300x225

 

 

Pesca deportiva con mosca

Son varios los ríos, esteros y lagunas que rodean la zona de Malalcahuello, lo que lo hace el lugar ideal para practicar la pesca deportiva, en varios de ellos podemos encontrar truchas y salmones.

img_4751

Trekking y senderismo.

Malalcahuello y sus alrededores cuentan con diferentes senderos para todos los niveles, y todos con hermosos paisajes, bosques milenarios, saltos de agua y mucho más.

1202141024

 

Observación de aves

En Malalcahuello podras observar diversos pájaros como el carpintero negro, la bandurria, colibríes, la chacaña, y hasta los cóndores amos de los cielos, entre muchos otros.

IMG_0312

Canopy - Rapel - Escalada

Pasear entre las copas de los arboles, ver el mundo desde otra perspectiva, disfrutar de la velocidad, subir por una pared, son algunos de los atractivos de esta actividad.

canopy1

 

 Termas

El máximo de relax, con aguas termales naturales que ayudan a sanar el cuerpo, en una ambiente único rodeados de todo el esplendor de la naturaleza

2335445918_2aec491fdc_o

 

 

Ademas de Descanso, Relax y muchas otras cosas que ofrece este destino turístico.

Malalcahuello, Vida de Monataña!